Spanish English French

blogmadriddivorcio


1.- Testamento.

Si el causante hizo testamento, necesitaremos un COPIA AUTORIZADA DEL NOTARIO ACTUALIZADA, no obstante, constará en la certificación que hemos obtenido del RGAUV. A lo largo de la vida se puede modificar el testamento tantas veces se quiera, no obstante sólo tendrá validez, el de fecha más reciente.
La certificación indicará los siguientes datos:

A) Fecha del testamento.
B) Nombre del notario ante el que se hizo.
C) Localización del despacho de Notaría.
Una vez localizada habrá que pedir la copia autorizada a esa notaría acompañando la certificación del RGAUV y certificado de defunción original.

La solicitud puede hacerse:
- Personalmente en la notaría de que se trate, pero sólo por alguno de los mencionados en el testamento o interesado en la herencia (o apoderado especial)
- o bien, si no puede acudirse a la misma, se puede pedir por correo postal certificado, enviando una comunicación de solicitud de testamento que será firmada por el interesado en presencia de cualquier notario. Una vez legitimada la firma en la solicitud, la podremos enviar a la notaría donde esté el testamento siempre adjuntando la certificación del RGAUV y certificado de defunción original.
Plazo: desde la solicitud en notaría unos 4 o 5 días.
Tener el testamento es fundamental y ahorra numerosos trámites y costes posteriores, pues en él constará quienes son los herederos, así como la cuota correspondiente.


2.- Declaración de herederos.

Puede que el fallecido no hubiera hecho testamento, lo que constará así en la certificación del RGAUV. En tal caso será necesario que un juez o un notario determinen quienes son los herederos; lo habitual es que si existe buena fe y entendimiento entre los posibles herederos es acudir a sede notarial a formalizar dicha declaración de herederos.
- Si el fallecido tenía familia conocida, a saber, dejó esposa, descendientes o ascendientes, entonces la declaración la hará un notario.
- Si el fallecido no tenía familia conocida, no dejó esposa, descendientes ni ascendientes, entonces la declaración se hará mediante un procedimiento tramitado ante el Juzgado competente.
La declaración de herederos se refiere a los que lo sean el día del fallecimiento del causante, aunque, con posterioridad, haya fallecido alguno de los llamados a la herencia.

2.1.Declaración notarial de herederos abintestato.
Cuando el fallecido no ha hecho testamento en vida, será obligatorio acudir a cualquiera de las notarías del lugar en que tuvo su último domicilio exclusivamente. Esta acta puede solicitarla cualquiera de los herederos, no es necesario que vayan todos.
Aunque dependerá de cada notaría, en principio habrá que presentar esta documentación:
- DNI del fallecido y certificado de empadronamiento.
- Certificado original de defunción y certificación del RGAUV.
- Libro de familia del causante o las certificaciones correspondientes del Registro Civil acreditativas del matrimonio y filiaciones
- Además del interesado deberán acudir a la notaría dos testigos que conozcan a la familia para que manifiesten que no les consta que existan otros herederos.
Una vez que el abogado que gestione la herencia tiene toda la documentación la llevará a la notaría que corresponda de la localidad de fallecimiento del causante, para citar –a la misma hora y día- al interesado que haya instado el acta y a los dos testigos y firmar en presencia del notario.
Plazo: desde que se firma en notaría hasta que se expide la copia del acta tienen que transcurrir, al menos, 20 días hábiles (lo que en la práctica lo convierte casi en un mes).
Obtenida la copia del acta en ella constará quienes son herederos y en que cuantía de participación.

2.2.Declaración judicial de herederos abintestato.
• Cuándo hay que ir al Juzgado.
Cuando el causante no deja descendientes, ni cónyuge ni ascendientes, es necesario acudir a la vía judicial para obtener una declaración de herederos, y esto aunque sólo haya un heredero llamado a la herencia.
Cuando el fallecido sin testamento no tiene cónyuge y sus únicos familiares son hermanos y otros colaterales, es necesaria una declaración judicial de herederos.
• Cuánto cuesta una declaración judicial de herederos.
Cuando la cuantía de la herencia sea inferior a 2.404,05 €, para este procedimiento será requerido iniciar los trámites con abogado y procurador.

• EL TRÁMITE PROCESAL. Paso a paso.

a) Documentos necesarios. Testigos.
El abogado le asesorará sobre todo aquello que se precise. Lo importante es acreditar que una persona ha fallecido sin testar y qué parientes son los llamados por la ley a su herencia. Por tanto, en principio se necesitarán:
- Certificado de empadronamiento del fallecido.
- Certificado de defunción.
- Certificación del Registro General de Actos de Última Voluntad.
- Certificaciones del Registro Civil.
- dos testigos que conocieran al fallecido y aseveren de forma libre y voluntaria que les constan quiénes son los familiares del mismo.

b) Juzgado competente.
El procedimiento judicial de declaración de herederos abintestato es de los denominados de "jurisdicción voluntaria".
Conforme a las normas de la Ley de Enjuiciamiento civil será competente para conocer del mismo el Juzgado de 1ª instancia del lugar en que el fallecido tuvo su último domicilio y si lo hubiere tenido en país extranjero, el del lugar de su último domicilio en España, o donde estuviere la mayor parte de sus bienes, a elección de la persona que promueva el procedimiento.
Lógicamente aunque la declaración de herederos se realice en este Juzgado el otorgamiento del cuaderno particional puede hacerse ante cualquier notaría de España o cónsul español que ejerza funciones notariales.

c) Personas que intervienen.
1.- Interesados en la herencia. Puede ser instado por cualquiera de los interesados en la herencia, de forma que no es necesario que todos los herederos inicien el proceso, pudiendo hacerlo cualquiera de ellos de forma indistinta.
2.- Testigos.
3.- Ministerio fiscal.

d) Plazo.
Una vez presentada la demanda y propuestos los testigos, al cabo de un tiempo éstos serán citados para comparecer en el Juzgado a los efectos de declarar que conocían al fallecido y a los familiares llamados a la herencia.
Se dará traslado al Ministerio fiscal y, transcurrido el plazo, si se estiman justificados los hechos se dictará la correspondiente resolución judicial indicando quienes son los herederos abintestato del fallecido y en qué proporciones.
El tiempo de resolución es siempre aproximado de 3 a 5 meses.