Spanish English French

blogmadriddivorcio

Divorcio con cónyuge en paradero desconocido. Qué hacer.

Desde MADRID DIVORCIO, le informamos de los pasos a seguir en un procedimiento de divorcio, y Vd. no conoce del paradero o ultimo domicilio de su cónyuge, y su posterior declaración en rebeldía.

Si al tiempo de interponer una demanda de divorcio contencioso no se tienen datos para la localización del cónyuge que va a ser demandado, debe señalarse en la demanda su último domicilio conocido.

Si se tiene conocimiento se puede optar por:

a) del domicilio de la familia del cónyuge o

b) del lugar de trabajo de éste, podrá aportarse también dicho domicilio a efectos de emplazamiento del demandado.

c) Asimismo se podrá aportar el DNI del demandado para que, en última instancia, sea el Juzgado quien proceda a la averiguación del domicilio del demandado mediante consulta en el Punto Neutro Judicial.

Si el demandado se encontrase en paradero desconocido, podrá ser declarado en rebeldía

Leer más...

Cómo calcular la pensión de alimentos correcta. Los gastos ordinarios y extraordinarios.

Cuando se produce una separación o un divorcio, y hay hijos en la pareja, los progenitores o padres, deben procurarles una pensión para alimentos, al progenitor que tenga atribuida la guarda y custodia.

Aunque no hay fórmulas ni baremos de obligada aplicación para calcularla, los parámetros que se utilizan de manera habitual son las necesidades de los hijos considerados como gastos de manutención, su número y el nivel de ingresos o medios económicos de los padres.

Desde MADRIDDIVORCIO, le informamos de que parametros estan cubiertos por la pensión alimenticia, así como la dificultad para calcularla y las consecuencias del impago de esta medida básica e irrenunciable.

Calcular una pensión para la alimentación de los hijos en caso de divorcio no es tarea fácil. Y lo complica aún más el hecho de la inexistencia de parámetros legales vinculantes.

La pensión de alimentos no tiene porqué ser idéntica en cada caso, ni para cada hijo.

En 2008, en un encuentro de jueces de familia, se acordó establecer un baremo para objetivizar las cuantías de estas pensiones. Conforme a lo allí suscrito la pensión mínima de alimentos para un hijo único rondaría los 180 euros al mes.

Pero esta decisión no tiene carácter vinculante, por lo que cada juzgado aplica la regla de la proporcionalidad en relación a:

- Los ingresos netos de los progenitores.
- El número de hijos.
- Las circunstancias y necesidades ordinarias y especiales que pudieran tener cada uno de ellos.
- Gastos de manutención de caracter ordinario.

Leer más...